Archivo de la etiqueta: Administrativos de salud

MyRAS acude a la Jornada administrativa de Admistratius Clínic y Administratius de Sant Pau

El próximo 31 de mayo participaremos, transmitiendo la ilusión de un mayor reconocimiento y motivación entre los administrativos de la salud, en la Jornada Administrativa organizada por las asociaciones Admistratius Clínic y Administratius de Sant Pau. La Jornada Administrativa tendrá lugar en el Paraninfo de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud del Hospital Clínic de Barcelona. Tenéis más información en la página web de la Jornada.

De qué hablamos cuando reivindicamos el papel del administrativo de la salud y demandamos su profesionalización… por Francisco Javier López Parriego (AESMAS)

Parece algo nuevo y, sin embargo, ya desde mediados de los años ochenta del siglo pasado los administrativos que trabajamos en el mundo de la sanidad venimos señalando la importancia que tiene nuestra labor. Cuando faltamos de nuestro puesto de trabajo es una catástrofe, pero cuando estamos somos invisibles, se decía (y se dice hoy día con otras palabras). En definitiva, somos imprescindibles, pero no valorados.authentic-386651_1920

El camino de la reivindicación ha venido marcado por la idea de un grupo de profesionales que vieron claro que crear una asociación era un paso imprescindible para lograr dicho objetivo. A los cuales, se les han ido sumando otras asociaciones desde todos los ámbitos de la geografía española.

No vamos a hablar de aquella primera asociación creada en el año 1988 y que todavía sigue luchando. Ni en cómo logramos sacar adelante el famoso título de Técnico Superior en Documentación y Administración Sanitaria participando como ponentes del Real Decreto en su elaboración. Pero sí creo que es necesario reconocer su trascendencia para el futuro inmediato.

Quiero hablar hoy de cuál es el objetivo de toda esa lucha. ¿Qué queremos? La respuesta es de manera esquemática, a mi juicio, la siguiente:

1º.- Al amparo del título de técnico superior, crear la profesión. En definitiva, que para poder trabajar en el ámbito de la sanidad los administrativos tengamos un título propio que nos cobije. No todo el mundo está cualificado para realizar este trabajo

2º.- Que, siguiendo criterios pactados y fijados, todos los administrativos que ya vienen ejerciendo su labor profesional en la sanidad y quieran seguir trabajando en ella tengan acceso al título y, por ende, a la profesión. Tal y como se ha hecho cuando se ha implantado una nueva titulación en otros sectores profesionales.

3º.- Eliminar el intrusismo profesional. De sobra sabemos que labores administrativas se vienen ejecutando por otros colectivos. Colectivos que, curiosamente, son de los más beligerantes a la hora de reconocer la profesionalización de los administrativos.

4º.- Que los administrativos que no quieran permanecer en la sanidad puedan tener una salida del sector sanitario satisfactoria. Todos conocemos que hay compañeros (me refiero a los centros públicos) que accedieron a través de una oposición para personal administrativo de las administraciones públicas y por circunstancias no elegidas terminaron en un hospital o centro de salud contra su voluntad expresa.

Puede parecer lo anterior algo baladí, pero es importante. Una parte de los obstáculos para crear la profesión han venido, además de los ya destacados, precisamente por la oposición de profesionales que, trabajando en el mundo sanitario, buscaban salir de el a la menor oportunidad y que ven en la creación de la profesión de administrativo sanitario (o de la salud) un muro que les encerraría en un campo no elegido.

5º.- Que los propios administrativos sanitarios tengamos la posibilidad de formar parte del profesorado que imparte el título. No hay mejor profesor que aquél que sabe a lo que tendrán que enfrentarse las futuras generaciones.

Todo lo anterior son objetivos. Para lograrlos estamos abocados a la negociación, a hacernos entender (y entender) a las administraciones públicas, a los sindicatos y a todos los estamentos de quienes dependen la creación y reconocimiento de la profesión.

Debemos tener claro que, a largo plazo, profesionalizar el sector administrativo sanitario es beneficioso para todos y un salto de calidad en la atención de pacientes, usuarios y resto de profesionales de la sanidad.

Es relativamente fácil decirlo y tremendamente difícil lograrlo. Nosotros llevamos treinta años persiguiendo un sueño.

La especialización es parte del progreso; ¡trabajemos juntos para lograrlo!

Francisco Javier López Parriego (AESMAS)

screenhunter1

Desde Extremadura… por Rocío Villares

Mi nombre es Rocío Villares Arroba y soy auxiliar administrativo en el servicio de Oftalmología del Hospital Nuestra Señora de la Montaña, de Cáceres.

Quisiera desde este blog dar voz a este colectivo en el que trabajo y que bajo mi punto de vista está muy infravalorado. Somos muchas veces la cara del servicio en el que trabajamos, la mayoría de las veces hacemos nuestro trabajo en unas condiciones lamentables en cuanto a medios técnicos y humanos. Empatizamos en muchas ocasiones mucho más que el colectivo médico con los pacientes, que llegan contándonos sus situaciones y pidiendo por favor un poco de atención a sus problemas que, lógicamente, para ellos son los más graves del mundo. Y en muchas ocasiones tenemos que lidiar con el colectivo médico explicándoles problemas que no son nuestros pero que los hacemos nuestros para que pacientes que vemos que no están siendo bien tratados reciban la atención que como personas se merecen. Y la gran mayoría de las veces somos el colectivo al que peor trata la Administración y realizamos el trabajo que menos se agradece por parte de ésta.

No necesitamos agradecimiento por parte de la alta jerarquía pero lo que no queremos es que se nos infravalore y se nos pongan zancadillas para realizar nuestro trabajo. No somos super-personas, ni los papeles se hacen solos. El hecho de trabajar sentados delante de una mesa no quiere decir que no hagamos nada. Muchos días no podemos tomarnos ni un café porque queremos que se quede un quirófano programado, o porque un paciente se lleve su cita a casa o porque tenemos que avisar de un cambio de última hora y entendemos que debe notificarse al paciente cuanto antes, etc, etc, etc……. en fin, preparar papeles que no son otra cosa que personas con sus problemas, sus miedos, sus familias, sus circunstancias que cambian radicalmente cuando llegan a una consulta o tienen que entrar en un quirófano y que lo único que piden es un poco de atención humana. Nada más. Y muchas veces es el personal administrativo el que les brinda esa atención.

Y no estaría de más que quienes están al frente de la gestión sanitaria se diera cuenta de que sin el trabajo del personal administrativo, muchos hospitales y consultas de los centros de salud dejarían de funcionar.

Un médico con el cual trabajé siempre decía que cuando un médico faltaba de un centro de salud, el centro de salud seguía funcionando pero cuando faltaba un administrativo, el caos era total. Los que trabajamos en este sector sabemos que eso es así.

Espero que con esta iniciativa se oigan nuestras voces y nuestras reivindicaciones, que creo que son parecidas en todas las Comunidades Autónomas.

Rocío Villares
Hospital Nuestra Señora de la Montaña (Cáceres)

Más allá de las reivindicaciones… por Marian de León

Admitámoslo, nos enredamos en las reivindicaciones porque es un derecho y porque formamos parte de un mundo humano, profesional y apasionante que es el sanitario. El administrativo sanitario no es el médico o la enfermera o el técnico, pero como ellos forma parte a otro nivel, pero el Puente Colgante de Portugalete, patrimonio de la humanidad, o la Torre Eiffel no serían lo mismo sin la más pequeña y discreta de las piezas.

Permitidme que me salga y rompa el molde, admitiendo criticas constructivas: yo desde mi papel de administrativo sanitario quiero hacer y crear, quiero demostrar, no quiero protocolos ni descripción de trabajo, ni sonrisa perenne; tengo, tenemos capacidad para enseñar a nuestros superiores para investigar y construir: para creer en nosotros.

Josu, Ana, Amparo  y yo nos juntamos para unirnos los de aquí con los de Sevilla, Madrid, Fuenlabrada, Cuenca… tenemos, no un sueño, como diría Luther King, sino una idea que, ojalá, podamos presentar en Segovia y tenga un gran gran respaldo, junto con dos posters distintos pero importantes en su contenido. Somos administrativos sanitarios que queremos hacer camino porque creemos en los administrativos, que pensamos y reivindicamos los derechos, pero que al final la  mejor reivindicación es la acción. Estamos empeñados en que todos los administrativos desde Fisterre hasta la localidad más al sur de Canarias comportamos y mejoremos proyectos, rompamos el molde del buenismo y la descripción de nuestras tareas y arriesguemos.

Escuchar, medir, interactuar y, por qué no, ser capaces de presentar algo grande a la altura de cualquier congreso, cuyos autores sean Josu, Ana, Amparo , Marian, Carmen, Teresa, Idoia, Pilar, Sofía, Manu, Juan, Ignacio… sin procedencia autonómica alguna, crear que sirva para reivindicar ¿te animas?

Marian de León Azkarate. Hospital Universitario  Basurto (Bilbao ) Osakidetza . Servicio Vasco de salud

Mi mamá cura enfermos… por Pilar Torres

hufHola a todos y todas, mi nombre es Pilar y trabajo como auxiliar administrativa de la salud en el Departamento de Admisión y documentación Clínica del Hospital Universitario de Fuenlabrada.

Me he decidido a escribir este post para animar a todos mis compañeros y compañeras administrativos a seguir trabajando por y para la mejora de la salud de todos los ciudadanos.

Lo primero que quiero hacer es felicitar a Carmen y Teresa por esta iniciativa tan genial y que tanta falta hacía para que se nos oiga y se nos conozco y reconozca. También quiero decir que después de los estupendos artículos que han escrito mis compañeras María y Dulce, tengo poco más que añadir y/o aportar, y que me sumo incondicionalmente a lo ya expuesto por ellas.

Yo, supongo que como otras personas que se dedican a esta labor, terminé ejerciéndolo porque las circunstancias de la vida me condujeron hasta aquí. Creía que conocía como era este trabajo, pensaba que era un trabajo administrativo más y sospecho que esa es la imagen que pueda dar desde fuera. También en ocasiones se nos pide que ejerzamos así nuestro trabajo, de forma impersonal y sin involucrarnos, pero cuando los pacientes contactan con nosotros; ya sea de forma personal en ventanillas, o telefónicamente; se abren a nosotros y nos cuentan sus problemas de salud, necesitan hablar y sentir que no se les trata como a un número de historia, y aunque intentemos mantener nuestros sentimientos al margen, lo que se llama empatía se pone en funcionamiento, eso es inevitable, y gracias a esa empatía podemos dar un servicio de calidad, porque el paciente o sus familiares lo perciben en nosotros y lo agradecen. Ellos quieren sentir al otro lado de la mesa o de la línea telefónica a una persona cercana, y es lo que en la mayoría de los casos se encuentran. Ese debe ser nuestro orgullo y lo que nos motive cada día, que ellos sepan que vamos a ofrecerles el mejor servicio dentro de nuestras posibilidades, que sepan que están en buenas manos, las nuestras, como transmisoras e intermediarias de sus necesidades a los servicios correspondientes.

No quiero terminar mi post sin contaros una experiencia personal muy motivadora y esclarecedora, veréis: cuando yo empecé a trabajar aquí, mis hijas tenían 1 y 5 años. Por las noches, cuando se iban a dormir, charlábamos sobre como nos había ido a cada una nuestro día y que era lo bueno que nos había ocurrido. Cuando la pequeña tenía 3 años, una noche me contó que habían trabajado en clase sobre las profesiones de los padres y madres, y que ella había dicho que su mamá cura enfermos. Yo le pregunté extrañada que por qué había dicho eso, si yo nunca se lo había dicho así; ella me contestó que yo siempre le decía que había ayudado a un/una paciente que no había podido ver al médico, a que la viera y la curara, yo le dije: “si, claro, eso si”, “pues ya está mamá, la señora habla contigo y la curan”. Imaginaos lo que me pude reír en ese momento. Ella me miraba con el ceño fruncido… supongo que en su cabecita no entendía porqué me hacía reír tanto algo que para ella era tan evidente.

El caso es que desde ese día algo cambió. Me sentí más cerca de ese proceso curativo. Ahora gracias a este congreso y a lo que en el se ha expuesto, he sabido ponerle nombre a lo que me pasó. Mi hija lo supo ver en su corta edad y es que somos personal sanitario, aunque no asistencial; no somos la mano que sujeta el bisturí; no somos la persona que extrae la sangre ni quien la analiza en el laboratorio; no administramos la medicación; pero somos quienes facilitamos que todo esto se haga en el tiempo y forma adecuados. Estamos al servicio de los médicos, enfermeros, fisioterapeutas, etc. pero sobre todo de los pacientes, y somos el nexo de unión entre ellos. Todos pasan por nosotros, y todo esto lo hacemos con garantía de calidad, con buenas maneras, y de una forma lo más sencilla y eficaz posibles.

Sigamos así, mis felicitaciones a todos y todas.

Animo para seguir con este proyecto.

Pilar Torres.

Lo mejor está por llegar… por Dulce Morgado #MyRAS

Hola compañer@s!!!

Mi nombre es Dulce y soy trabajadora tazaadministrativa del Área de Admisión y Documentación clínica del Hospital de Fuenlabrada.

En primer lugar dar la enhorabuena a mis compañeras Mari Carmen y Mayte como precursoras del proyecto por su excelente y necesaria iniciativa que no pudo tener mejor estreno que nuestro primer encuentro, esperando con ilusión que éste sea el primero de muchos venideros… Encuentros que nos enriquezcan, cohesionen, que nos fortalezcan que sirvan para mostrar nuestra mejor versión profesional cada día, en definitiva que nos permitan crecer, unificar criterios, sentirnos líderes en nuestro trabajo.

Considero que soy afortunada por las labores que me permite mi trabajo cada día y me honra personal y profesionalmente porque contribuimos a facilitar desde la vertiente administrativa, la mejora y atención de los usuarios sanitarios, (que todos lo somos en mayor o menor medida a lo largo de nuestra vida), en un pilar tan básico e importante como es la Salud y el Bienestar de las personas. Representamos la puerta de acceso a sus demandas sanitarias, en los puestos de atención directa o telefónica, y respecto a estos puestos me gustaría compartir reflexiones sobre las Fortalezas con que todos contamos y convendría mantener como Administrativos de la Salud, de manera que las apreciemos y así mejoremos nuestras capacidades:

  • Disponemos de una excelente cualificación y experiencia en el sector sanitario y somos polivalentes en nuestra labor profesional.
  • Ofrecemos una presencia involucrada activamente en el trato con los pacientes y allegados, suponiendo para ellos un apoyo indispensable en la mejora de su tesoro más preciado; la SALUD
  • Estamos predispuestos y empatizamos con el usuario sanitario para mejorar su calidad asistencial en lo que nos permiten nuestras posibilidades.
  • Somos nexo de unión fundamental que enriquece la relación médico-paciente.

Además considero que pueden llegarnos muchas Oportunidades como Administrativos sanitarios que favorecerían muchas mejoras y para las que necesitamos hacer y sentir cohesión entre nosotros, para mostrarla al resto de agentes de la Organización sanitaria:

  • Obtener mayor reconocimiento y valoración por la Organización sanitaria como engranaje que optimice el funcionamiento en la parte asistencial y clínica para los pacientes.
  • Mayor cohesión como categoría profesional fuerte e imprescindible que dota de personalidad nuestro sistema sanitario mediante foros, eventos para compartir nuestras inquietudes, experiencias y logros, haciendo partícipes al resto de categorías profesionales.
  • Aumentar nuestro sentido de pertenencia como equipo de profesionales del sistema sanitario que complementa al resto de categorías, porque los unos sin los otros no pueden llevar a cabo sus objetivos laborales. Todos nos necesitamos, y cada categoría, dentro de sus competencias, debería trabajar por y para la salud del paciente.
  • Acceso a más formación continuada, que nos dote de más competencias emocionales sobre todo, para ofrecer un mejor servicio a los pacientes.
  • Lograr una certificación profesional específica como administrativos de la salud dado que no realizamos cualquier trabajo administrativo; nuestra labor está encaminada a satisfacer las demandas sanitarias del paciente, y eso requiere formación y experiencia con habilidades y actitudes especiales.
  • Potenciar nuestra automotivación profesional para que pertenecer a una organización sanitaria más saludable, haga que nos sintamos más satisfechos y reconocidos, lo que se traducirá en una empatía bilateral hacia el paciente y hacia el resto de compañeros sanitarios.
  • Conseguir una mayor implicación en la toma de decisiones de la Organización

Espero que juntos podamos mejorar y sobre todo enriquecer nuestro trabajo cada día.

Hasta pronto!!!

Dulce Morgado

El futuro profesional del personal administrativo y PSX en el ámbito de salud

CSIF y la Asociación de Administrativos de la Salud (AAS) organizan en el Hospital Universitario Lucus Augusti de Lugo, el día 31 de marzo de 2017, la Jornada El futuro profesional del personal administrativo y PSX en el ámbito de salud. La inscripción es gratuita y está abierta hasta el próximo 20 de marzo de 2017. Puedes ver el programa completo en la web.